Desde que la NASA decidiera transmitir audio-vídeo en tiempo real desde la Estación Espacial Internacional (ISS), la polémica ha estado sevida.

Anuncios