Desde hace años los teóricos de la conspiración están advirtiendo que el Gran Colisionador de Hadrones, ubicado en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), tiene el potencial de abrir una puerta a universos paralelos u otras dimensiones y en consecuencia provocar una gran catástrofe nunca vista antes en nuestro planeta.

Anuncios