El número de diciembre de 1991 del Boletín de Científicos Atómicos(BAS, por sus siglas en inglés), la revista relacionada con el Reloj del Juicio Final, mostraba su optimismo.

Anuncios