Hay pocos monumentos del mundo antiguo que hayan despertado tanta fascinación y provocado tantas controversias como la famosa Esfinge de la meseta de Gizeh, en El Cairo.

Anuncios