El día 19 de enero de 2003, un equipo de policías indios se adentraba en la espesura de la selva para averiguar las desapariciones de un número considerable de personas en una ciudad cercana.

Anuncios