El formato Super-8 ofrece una estética bastante peculiar en el vídeo, el hecho de que requiera de más luz, que el vídeo actual para filmar hace que las grabaciones en interiores a menudo adquieran una atmósfera pesada.

Anuncios