En varias Mitologías asiáticas, principalmente China, Japón y Corea, hablan acerca de un zorro de nueve colas poseedor de un gran poder, sabiduría y en ocasiones una gran maldad.

En varias Mitologías asiáticas, especialmente en China(piying), Corea(Gumiho) y Japón(Kyubi Kitsune), el zorro de nueve colas es una criatura mitológica que aparece en muchos cuentos.

De acuerdo con esos cuentos, un zorro que vive miles de años se convierte en un Gumiho, al igual que sus japoneses y chinos homólogos. Se puede libremente transformar, entre otras cosas, en una hermosa muchacha que a menudo se dispone a seducir a los hombres, y comerse el hígado o corazón(según la leyenda).

Hay numerosos cuentos en los que el Gumiho aparece, varios de los cuales se pueden encontrar en la enciclopédica Compendio de Literatura Oral de Corea. Los Gumihos son criaturas malvadas por naturaleza y son mujeres tradicionalmente.

Todos los espíritus zorro se explican como el resultado de una gran longevidad o acumulación de energía. El Gumiho casi siempre es tratado como una figura benigna que se alimenta de carne humana. No está claro en qué momento los coreanos comenzaron a ver a los Gumhios como una criatura puramente malvada, ya que muchos textos antiguos mencionan a un benévolo Gumiho que ayuda a los seres humanos(e incluso hacen menciones de seres humanos malvados que engañan a un ingenuo Gumiho). En la literatura posterior, los Gumhios fueron representados a menudo como un sanguinario mitad zorro, mitad humano, criaturas que vagaban cementerios de noche, excavando los corazones humanos fuera de las tumbas.

La mayoría de las leyendas afirman que mientras un Gumiho era capaz de cambiar su aspecto, se podría observar rasgos del zorro(es decir, una cara de zorro con un conjunto de orejas o las 9 colas). En la transformación de la Gumiho, un Gumiho se transforma en una imagen idéntica a una novia en una boda y sólo se descubren cuando se quitan la ropa.

A pesar de que tienen la capacidad de cambiar de forma, la verdadera identidad de un Gumiho se decía que era celosamente guardado por ellos mismos. Algunos cuentos dicen que si un Gumiho abstiene de matar y comer seres humanos durante mil días, puede convertirse en humano. Otros, dicen que un Gumiho puede llegar a ser humano si el hombre que ve a su verdadera naturaleza mantiene el secreto durante 10 años. O también se dice que si un Gumiho come la cantidad total de 1000 hígados de hombres en un período de 1000 años, puede convertirse en humano, de lo contrario se disuelve en burbujas.

Al igual que los hombres lobo o vampiros en la tradición occidental, siempre hay variaciones sobre el mito en función de las libertades que cada historia tiene con la leyenda. Una versión de la Mitología, sin embargo, sostiene que con la voluntad suficiente, un Gumiho adicional podría ascender desde su yokwe(monstruo) y convertirse en permanente estado humano y perder su carácter malvado. Explicaciones de cómo esto podría lograrse varían, pero a veces incluyen aspectos tales como abstenerse de matar o degustar carne durante 1000 días.

En la Mitología japonesa, los kyubi no kitsune(zorros de 9 colas) son kitsune que tienen 1000 años de edad. Físicamente, los kitsune sobresalen por su cantidad de colas, pues llegan a tener hasta 9. Generalmente un gran número de colas distingue a un zorro más longevo y más poderoso; de hecho, algunas narraciones populares mencionan que un zorro adquirirá colas adicionales cuando haya alcanzado los 1000 años. En las historias son comunes los kitsune de una, cinco, siete y nueve colas. Cuando un kitsune obtiene su novena cola, su pelaje se vuelve blanco o dorado. Los kyubi no kitsune tienen la habilidad de ver y oír cualquier suceso que ocurra en el mundo. Otras historias le atribuyen sabiduría infinita, esencialmente omnisciente(Estudioso) además de los poderes tradicionales de los kitsune.

Por otro lado las historias folclóricas chinas relatan acerca del huli jing, un espíritu de zorro parecido al kitsune y que posee 9 colas.

 

 

 

Anuncios