La protagonista de este caso afirma haber concebido a 18 fetos híbridos con seres extraterrestres, habiendo abortado al último de ellos.

LOS ARGUMENTOS DE GIOVANNA

Giovanna Podda, que en esa época tenía 40 años, contactó al canal Italia1 con la intención de divulgar su historia, y el presentador Enrico Rugerri fuen en busca del caso y la entrevistó. Entre otras cosas, en la entrevista deja en claro los siguientes puntos.

  • Los extraterrestres comenzaron a hacerle visitas cuando apenas era una niña de 4 años.
  • Durante la adolescencia la utilizaron para investigación y obtención de material biológico(tejido y sangre, principalmente).
  • Desde que fue una mujer fértil, fue abducida, inseminada y frecuentemente embarazada de extraterrestres.
  • Estos seres le removieron todos sus fetos con un período de 2 meses de gestación.
  • En total, se embarazó 18 veces de seres de otro planeta.
  • Se comunicaban con ella por telepatía y le dejaron en claro que pretendían formar una raza híbrida, genéticamente compatible con su especie.
  • Le dejaron marcas por todo el cuerpo, así como una sustancia fosforescente que Giovanna asegura usan como desinfectante, a fin de impedir que ambas partes se contagien.
  • Su último embarazo tuvo complicaciones y terminó abortando el híbrido.
  • Los médicos encontraron un implante en su cabeza.

¿Pero, por qué la abdujeron? Ella afirma que somos una raza compatible a nivel biológico y genéticamente semejante con los extraterrestres. Estamos ayudando a originar una raza híbrida. Estos extraterrestres son una raza destinada a la extinción y solamente los humanos podemos salvarlos.

LAS MARCAS, EL HÍBRIDO Y EL IMPLANTE EN LA CABEZA

Las abducciones le dejaron marcas en el cuerpo, así como una sustancia fosforescente que Giovanna afirma usaron como desinfectante, con la finalidad de que ninguna de las partes contrajera enfermedades. Cuando fue examinada por los investigadores, descubrieron que se trata de una sustancia de sílice con una base de silicatos de alúmina y no contiene nitrato de fósforo, que es naturalmente fluorescente. Es un material bastante peculiar y los electrones de la sustancia muestran sobreexcitación, es decir, es magnética.

Los médicos que examinaron a Giovanna también descubrieron un implante en la cabeza de la mujer, pero no lograron encontrar cicatriz alguna que les indicara cómo llegó el objeto hasta ese lugar. El objeto implantado se consideró de origen no específico y no pudo ser clasificado.

Giovanna se practicó un aborto en su casa. Un médico le retiró una criatura que supuestamente es un híbrido entre un humano y otra raza. Del cuerpo de Giovanna se extrajo una placenta y el “monstruo”, como ella le llama, estaba dentro de ésta.

EL HÍBRIDO SERÍA UN FRAUDE

Apenas se transmitió el programa y se mostró el híbrido, los escépticos saltaron a manifestarse asegurando que lo que salió del cuerpo de Giovanna no era un híbrido humano-extraterrestre, sino un simple conejo despellejado.

Edgardo Russo, del Centro Italiano para Estudios OVNI, afirmó: “Aquí estamos seguros de que se trata de un conejo. Parece que le removieron todas las entrañas. Su abdomen está vacío”.

El biólogo Gabriel Cunha, argumenta que “por la anatomía de las piernas traseras es obvio que el animal andaría(o quizá anduvo) sobre 4 patas”. Algo inesperado para un híbrido “humano-extraterrestre”, a menos que los seres de otros mundos sean cuadrúpedos.

 

Anuncios