Etiquetas

La casa Sallie puede parecer una construcción suburbana común y corriente, pero tiene la reputación de ser uno de los lugares más embrujados en los EE.UU gracias a los sucesos que ocurrieron en su interior entre 1993 y 1994.
La casa fue construida en la segunda mitad del siglo XIX, y ha sido la sede de varios eventos sobrenaturales que sorprendentemente, han sido registrados por investigadores y quienes han habitado en ella. Su historia es tan impresionante que ha despertado el interés no sólo de estudios cinematográficos como Paramount Pictures; sino cadenas noticiosas y de medios como The Travel Channel, Discovery y el Biography Channel.
¿Pero qué puede haber ocurrido en ella como para hacerla tan infame y ponerla al nivel de sitios como el 112 de Ocean Avenue en Amityville o la casa de Lizzie Borden?
1993: LOS PICKMAN
En 1993, la familia conformada por Debra y Tony Pickman, así como su pequeño hijo recién nacido; se mudó a la casa y no tardó mucho para que la pareja se diese cuenta de que no estaban solos. Comenzaron a experimentar fallas en aparatos eléctricos, las fotografías en las paredes eran colgadas de cabeza y los juguetes en la habitación del bebé aparecían en otros lugares.
En situaciones normales, esto podría indicar un Poltergeist o un fantasma juguetón, pero la verdad es que lo que fuese que habitase esa casa pronto intensificó sus actividades hasta algo peligroso. Tony Pickman comenzó a ser atacado constantemente durante la noche, recibiendo marcas de arañazos en la espalda y pecho. En una investigación por parte del equipo paranormal conocido como “Sightings”, Tony fue aparentemente golpeado por algo invisible y comenzó a sangrar en el estómago.
Una psíquica les informó que en la casa habitaban 2 entidades. La primera era una niña llamada Sallie, la cual residía en la habitación del bebé y sólo hacía bromas. Pero la segunda, la responsable de los ataques a Tony era aparentemente una mujer de edad media; y estaba atraída hacia Tony, pero al ser incapaz de llamar su atención, se decidió a atacarlo.
Los Pickman abandonaron la casa tras que Tony casi fue arrojado por la escalera, y desde entonces la casa permanece sin ocupar.
LA ACTIVIDAD DE LA CASA SALLIE
Entre los fenómenos reportados por los Pickman se encuentran los siguientes:
1) Fotografías colgadas de cabeza en la pared, así como movimiento de juguetes y objetos.
2) Un jarrón arrojado hacia la madre de Tony Pickman.
3) Anomalías fotográficas dentro de la casa.
4) Al dormir, Tony escuchó la voz de una mujer diciéndole “aquí está tu control”, y el control de la tv fue colocado sobre su pecho por obra de unas manos invisibles.
5) Tony comenzó a soñar con Sallie, hasta que al fin la vio en la mañana del Halloween de 1993.
6) Ataques físicos y huellas poducidas por un niño en el brazo de Tony, así como arañazos profundos en su espalda y pecho.
Posterior al abandono de los Pickman, grupos de investigación paranormal y cazafantasmas en la casa Sallie han reportado objetos siendo lanzados por el aire o movidos por manos invisibles, sonidos como muebles siendo arrastrados, golpes, arañazos, caídas y gruñidos animales en toda la casa; muchos han reportado susurros, pero igual se han capturado psicofonías de voces de hombres, mujeres y niños.
Hay olores extraños y ataques físicos a personas en la casa; lo que lleva a muchos investigadores a creer que en la construcción podría haber muchas más entidades que la mujer que atacó a Tony Pickman o la misma Sallie.
SALLIE
El fantasma más popular en la casa es Sallie, la cual tiene su leyenda propia.
De acuerdo con la historia, Sallie era una niña de 6 años que enfermó durante una noche, sufriendo fuertes dolores abdominales. La madre de Sallie la llevó a casa del Dr., donde éste operaba en el primer piso.
La madre escuchó mientras el Dr. diagnosticaba a su hija con un severo caso de apendicitis, el cual requería cirugía inmediata. La pequeña, aterrada por los instrumentos quirúrgicos en la oficina del Dr., tuvo que ser anestesiada con éter para poder ser intervenida; pues intentó huir. Sin embargo, el médico erró la dosis de éter y Sallie no estaba completamente dormida cuando comenzó a operar.
La niña despertó durante la incisión inicial, falleciendo por el shock y el dolor en su estómago. Se dice que la pequeña miró al Dr. con odio y miedo antes de morir, y que su espíritu permanece dentro de la casa hasta este día.

Anuncios