Etiquetas

¿Qué posibilidades existen de que algún animal, introducido de contrabando en un avión, se escape y cause el pánico generalizado, a tal grado que provoque su caída por desbalance de equilibrio?

Esto es de locos, pero resulta que es real, sucedió en el Continente Africano(dónde si no), en el año de 2010, veamos esta extraña historia que tiene 2 vertientes, la oficial y la del único superviviente.

La fecha es el 25 de agosto de 2010, estamos en el Aeropuerto de N’Dolo, en Kinshasa, capital de la República del Congo, tristemente célebre porque en 1996 hubo aquel accidente aéreo en donde un aparato de fabricación rusa no pudo despegar y arrasó con el Mercado de Simbazikita matando a más de 200 personas.

En esta ocasión ha salido un aparato de turbohélice, se trata de un Let L-410UVP-E20C de la armadora checa LET, es un aparato que ha estado volando de tiempo en tiempo y otro tanto tiempo ha permanecido almacenado en tierra y que ha pasado por varias manos, su matrícula actual es la 9Q-CCN y es operado por Filair, aerolínea congoleña, que, dicho sea de paso, está prohibida por la Comunidad Europea dadas sus dudosas políticas de seguridad.

No se sabe que tuviese número de vuelo, pero no va muy lejos, se dirige al Aeropuerto de Bandunu, en la provincia del mismo nombre dentro del Congo en vuelo doméstico, han abordado 18 pasajeros y una asistente de vuelo, al frente de los mandos van pilotos extranjeros, el Capitán es Daniel Philemotte de 63 años, quien es dueño de la aerolínea y también del aparato y es de nacionalidad belga, su Primer Oficial es el británico Chris Wilson, de 39 años.

El aparato hace su recorrido normal hasta tener a la vista el Aeropuerto de Bandunu, cuando repentinamente se clava hacia adelante estando a más de 100 m de la pista, choca contra una casa que en ese momento estaba desocupada y se despedaza, los lugareños acuden a ver aquello y tratan de salvar lo que se puede, pero sólo hallan a un superviviente, quien es llevado al hospital más cercano.

Y en sus declaraciones, dijo algo que parecía jalado de los cabellos, mencionó que alguien de entre los pasajeros llevaba una bolsa de lona muy grande, y que, en cierto momento, ésta se abrió, dejando salir nada menos que un cocodrilo introducido de contrabando al avión y que sería vendido de manera ilegal en Bandunu, esto propicia el pánico de la asistente de vuelo quien, apresuradamente, corre a la cabina de mando a avisar a los pilotos.

El problema sin embargo es que todos los demás pasajeros también vieron al saurio y por intentar alejarse de él(se había pasado a la parte trasera) todos corrieron tras la aeromoza y se pasaron hacia adelante, esto propiciaría un grave desbalance de equilibrio al avión que se disponía a aterrizar, y tomando por sorpresa a los pilotos, quienes, de manera desesperada, tratan de elevar la nariz del avión y ponen los motores Walter M-601E a toda potencia, pero ya estaban cerca del suelo, y pasó lo que tenía que pasar.

Sin embargo, un grupo de investigadores no creyeron esa versión del sobreviviente, se inclinaron más a pensar que todo se debió a falta de combustible en el aparato, pero aquí hay un escollo, pues cuando se revisaron los depósitos de las alas se hallaron que había un remanente de 150 litros de kerosene, debió alcanzar para llegar por lo menos al destino.

Otros investigadores creyeron que quizá la teoría del desbalance de equilibrio sería plausible si todos los pasajeros pesasen unas 200 libras cada uno(casi 91 kg), hablamos de que entre todos, pasajeros y tripulantes, tenían un peso combinado de 19.7 toneladas, si todos se corrieran hacia adelante, entonces sí tendría sentido la teoría de la estampida repentina.

Pero surgió otra versión, la del Primer Oficial Wilson, quien junto a su Capitán Philemotte falleció en la tragedia, se sabe que, de acuerdo al periódico Daily Mirror, su hermano Martyn, había estado al tanto de lo que Chris quería, por eso se mudó al Congo 2 meses antes de la tragedia con la intención de tomar práctica como piloto de aerolínea comercial luego de renunciar como tripulante de una aerolínea británica.

Pero también reveló que Chris le había estado confiando quejas acerca de que ya no quería volar con Philemotte, ante todo, por la edad del belga, y porque, según Wilson, cada vez que volaban, algo salía mal, le mencionó a su hermano que si no fuera porque volaban por medios visuales se perderían ya que el único que podía ver los instrumentos era Wilson, pues Philemotte al parecer ya adolescía de problemas con la vista, y llegó a decir que no podía creer que Philemotte siguiera con vida si volaba tan mal.

De modo entonces que ahora se tenían 3 versiones, la del desbalance de equilibrio de peso, la de la posible falta de combustible, y ahora una posible falla de pilotaje, nada de esto se puede corroborar con certeza dado que al aparato en cuestión no se le equipó con grabadores CVR ni FDR, no tenía nada, todo se ha basado en suposiciones.

Y así queda la versión del único hombre que salió con vida y que vio todo lo que pasó a bordo del aparato, y por cierto, se sabe que el saurio sobrevivió al accidente y que salió repentinamente de entre los escombros cuando los rescatistas buscaban sobrevivientes, sólo para ser muerto a punta de machetazos, y se dice que hasta existe un vídeo que no aparece por ningún lado y que muestra eso.

N

Anuncios